La finca

En nuestra finca de 800 hectáreas, realizamos una cuidada agricultura ecológica, absolutamente controlada. Se trata además de un espacio de protección medioambiental reconocido por la administración, en el que cultivamos de forma conjunta; olivos, vides y cereales, donde convive la explotación agropecuaria con la más pura fauna autóctona, todo recogido en un paraje único y lleno de encanto, en el cual podemos admirar las amplias zonas que se mantienen sin cultivar, donde se conserva la vegetación autóctona y un amplio abanico de fauna terrestre y acuática gracias al espectacular paraje del Maar de la posadilla.